Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE alcanza un principio de acuerdo para reforzar la agencia europea de asilo

Las instituciones de la Unión Europea han alcanzado este jueves un principio de acuerdo para reformar la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO por sus siglas en inglés), con el objetivo de convertirla en una "verdadera agencia de asilo" que permita centralizar la gestión de las solicitudes y evitar los movimientos secundarios de inmigrantes irregulares.
El acuerdo logrado entre el Consejo de la UE, que representa a los países, y la Eurocámara cubre "todos los elementos principales de la legislación" pero las instituciones comunitarias todavía deben cerrar los detalles durante los próximos meses.
El pacto, no obstante, excluye las partes del texto que están relacionadas con el resto de propuestas legislativas que forman parte de la reforma del sistema de asilo europeo, por lo que el acuerdo total sólo será posible cuando se hayan resuelto los vínculos con el resto de dichas propuestas.
"Esto es parte de los esfuerzos de la UE para tener una verdadera agencia europea de asilo que pueda responder mejor a evolución del reto de la migración irregular y reflejar mejor su papel reforzado en un sistema común de asilo europeo reformado", ha destacado el ministro de Interior de Malta, Michael Farrugia, que ostenta hasta que finalice este mes la presidencia de turno de la UE.
El Consejo de la UE ha asegurado que la transformación de la EASO en una "verdadera agencia de asilo" facilitará el funcionamiento del sistema común de asilo, garantizará la convergencia en la evaluación de las solicitudes de protección internacional que se presenten en toda la UE y ofrecerá a los Estados miembros apoyo técnico y operativo.
El Parlamento Europeo, por su parte, ha explicado que la agencia se encargará de evaluar con regularidad todos los aspectos de la política común de asilo, como las condiciones de recepción, el respeto de las garantías procesales, el derecho a ayuda legal y el acceso a interpretación. También efectuará controles de supervisión 'ad hoc' cuando se tengan sospechas sobre la situación en un país específico.
Además, se creará un cuerpo de intervención formado por 500 expertos nacionales que se desplegarán en un país del bloque comunitario cuando sus sistemas de recepción se estén enfrentando a una presión migratoria "desproporcionada".
La agencia también contará con una persona encargada de gestionar el nuevo mecanismo de quejas y de supervisar y asegurar el respeto de los derechos fundamentales en todas las actividades del organismo. El director ejecutivo, además, podrá suspender o concluir el despliegue de equipos de expertos en un Estado miembro de acogida si se descubre un "incumplimiento grave" de los derechos fundamentales.
La Comisión Europea planteó en abril del año una reforma del sistema de asilo y sustituir al criticado reglamento de Dublín, según el cual el primer Estado miembro por el que ha entrado un demandante de asilo es el único responsable de tramitar y asistir al solicitante.
Bruselas aspira a que la revisión del sistema permita mejorar su funcionamiento y evitar el trato diferenciado de los demandantes de asilo, además de frenar los movimientos secundarios y ayudar a una distribución "más justa" entre los Estados miembros de la responsabilidad de ofrecer protección a los refugiados.