Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y Estados Unidos asumen la necesidad de "profundizar" la cooperación en materia de seguridad

La Unión Europea y Estados Unidos han coincidido este lunes en la "importancia crítica" de mantener una relación "robusta" y de "profundizar" la cooperación en seguridad, durante la primera reunión de alto nivel en materia de Interior y Justicia desde el triunfo de Donald Trump en las elecciones norteamericanas.
El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, y el vicepresidente eslovaco responsable de Interior y presidente de turno de la UE, Robert Kalinak, representaron a los Veintiocho en la reunión ministerial UE-EEUU celebrada en Washington.
En este marco, las partes repasaron los retos comunes que enfrentan en materia de seguridad, incluida la lucha contra el terrorismo, según la declaración conjunta difundida al término de la cita.
Además, reiteraron la disposición de avanzar en los procedimientos internos para poner en marcha el acuerdo sobre protección de datos en el intercambio de información dentro de investigaciones y procesos penales, con el que prometen un alto nivel de protección sobre la información que circule entre las autoridades policiales y los organismos judiciales de ambos lados del Atlántico.
La Unión Europea aprovechó la reunión ministerial para "subrayar" la necesidad de lograr "plena reciprocidad" en materia de visados "tan pronto como sea posible", dado que Estados Unidos sigue exigiendo visado a los ciudadanos de varios Estados miembros pese que la Unión Europea no lo haga con los estadounidenses.
En concreto, Estados Unidos aún exige visado a los ciudadanos de Bulgaria, Croacia, Chipre, Polonia y Rumanía, además de contar con restricciones de viaje que pueden afectar a todos los Estados miembros ya que afectan a quienes tienen doble nacionalidad.