Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk afirma que la UE está dispuesta a iniciar "hoy mismo" el divorcio con Reino Unido

Donald Tuskcuatro.com

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha asegurado este martes que los líderes europeos están dispuestos a iniciar "hoy mismo" el proceso de divorcio con Reino Unido, si bien ha dejado claro que las negociaciones no comenzarán en ningún caso hasta que Londres active formalmente el proceso, invocando el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

"La Unión Europea está dispuesta a iniciar hoy mismo el proceso de divorcio, aunque no nos entusiasme", ha declarado Tusk a su llegada al Consejo europeo en el que se espera del primer ministro británico, David Cameron, que aclare su 'hoja de ruta' tras el referéndum en el que los británicos decidieron la salida de Reino Unido del bloque comunitario.
Tusk, además, ha adelantado su intención de convocar el próximo mes de septiembre una cumbre "informal" de los mandatarios de la Unión Europea, pero sin el representante británico, con el objetivo de avanzar en la reflexión sobre el futuro de Europa y fijar la posición común en las negociaciones para firmar el divorcio de Reino Unido.
"Necesitamos algunas semanas para preparar el proceso", ha indicado Tusk para justificar que la reunión extraordinaria no se celebre hasta el final del verano. El presidente del Consejo no ha aclarado la fecha concreta de la cita, pero sí ha dicho que probablemente tendrá lugar en Bratislava, porque Eslovaquia ocupará la presidencia de turno de la UE en ese momento.
"Debemos respetar el voto de los británicos, pero también debemos respetar los Tratados", ha apuntado, en referencia a que corresponde a Londres invocar el artículo 50, a partir del cual Reino Unido tendrá un plazo de dos años para negociar su salida.
Pasado ese plazo, y si el resto de Estados miembros no acuerdan lo contrario por unanimidad, se suspenderá automáticamente la aplicación de las normas comunitarias en territorio británico.
El presidente del Consejo europeo ha recalcado, además, que ese procedimiento es "la única vía legal" para consumar la salida británica y que la no empezará "negociación alguna" ya sea sobre el divorcio en sí o sobre las relaciones futuras hasta que no haya una "notificación" formal de la voluntad de abandonar el bloque.