Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía suspende la ratificación del Acuerdo de París debido a la salida de EEUU

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado la suspensión del proceso de ratificación del Acuerdo de París contra el cambio climático por parte de Turquía a causa de la salida de Estados Unidos de este acuerdo.
"Tras los pasos dados por Estados Unidos, la ratificación del Acuerdo de París en el Parlamento turco ha sido suspendida", ha explicado Erdogan en declaraciones a la prensa al término de la cumbre del G20 en Hamburgo.
Erdogan ha apuntado que Turquía no ratificará el acuerdo hasta que le garanticen que será liberada de las sanciones que contempla el propio acuerdo.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 1 de junio que su país se retiraba del Acuerdo de París, con el argumento de que ese acuerdo podría perjudicar los intereses económicos de Washington. El mandatario estadounidense propuso entablar negociaciones sobre un nuevo pacto medioambiental más justo para su país.
El Acuerdo de París, adoptado en 2015, establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, fundamentalmente de los combustibles fósiles que, según la mayoría de los científicos, son la causa del calentamiento planetario.
El Acuerdo entró en vigor el 4 de noviembre de 2016, cuando se cumplieron las condiciones establecidas por el mismo texto: la ratificación al menos de 55 países que representan el 55 por ciento de las emisiones globales de gases invernadero. Hasta ahora, han firmado el Acuerdo 195 países y 147 ya lo han ratificado.
AMENAZA A LAS FRONTERAS TURCAS
En su intervención, Erdogan ha advertido de que Turquía no tolerará el envío de armamento a las milicias kurdas de Siria y de que responderá a cualquier amenaza a su seguridad nacional.
"Es evidente que no vamos a quedarnos callados y sin responder al apoyo y al envío de armas a organizaciones terroristas cerca de nuestras fronteras y a la formación de islas terroristas en la región", ha afirmado Erdogan, según recoge el diario turco 'Hurriyet'. "No vacilaremos y ejerceremos nuestro a la defensa contra las formaciones que amenazan la seguridad de nuestro país", ha apostillado.
En ese sentido, ha expresado su rechazo a la creación de un Estado kurdo en el norte de Siria y ha apoyado la integridad territorial tanto de Irak como de Siria. "Nunca perdonaremos las amenazas que vengan de allí", ha apuntado.
Turquía considera a las Unidades de Protección Popular kurdo-sirias (YPG) una filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pero la milicia kurda se ha convertido en una pieza clave de la lucha de Estados Unidos contra el Estado Islámico en Siria, ya que las YPG forman la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias, una coalición insurgente que controla gran parte del noreste de Siria y avanza ya hacia la "capital" del Estado Islámico en Siria, Raqqa.
Turquía, aliado de Estados Unidos en la OTAN, combate sin embargo a las milicias kurdas, a las que considera terroristas y el pasado viernes las fuerzas del Ejército Libre Sirio, afín a Turquía, anunciaron una ofensiva conjunta con unidades turcas contra el territorio del norte de Siria bajo control de las Fuerzas Democráticas Sirias, de las que forman parte las YPG.