Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía tilda de "provocativas" las críticas a un posible acto electoral de Erdogan en Alemania

La Presidencia de Turquía ha tildado este jueves de "provocativas y malévolas" las declaraciones de varios políticos alemanes sobre un posible acto electoral del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en el país europeo.
"El hecho de que aquellos que intentan dar una lección a Turquía en términos de democracia, Derechos Humanos y libertad a cada momento, intentando evitar que nuestro presidente se reúna con nuestros ciudadanos, acojan al mismo tiempo a organizaciones terroristas, golpistas y fugitivos bajo sus alas es el ejemplo más concreto del doble rasero existente en Europa", ha dicho el portavoz de la Presidencia, Ibrahim Kalin.
"Esperamos que las autoridades alemanas no repitan los graves errores que cometieron durante el proceso de referéndum", ha dicho, según ha informado el diario local 'Hurriyet'.
Erdogan ha solicitado oficialmente a Alemania poder dirigirse en un mítin a residentes turcos durante su estancia en el país para participar en la cumbre del G20, petición que Alemania no ve con buenos ojos, según ha explicado este mismo jueves el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel.
"Este tipo de actos no son sensatos a día de hoy", ha sostenido Gabriel durante una visita oficial a Rusia, esgrimiendo razones tanto políticas como de seguridad que respaldarían una negativa de Berlín.
Al mismo tiempo ha pedido que se prohíba en Alemania cualquier acto de campaña de políticos extranjeros en los tres meses previos a la celebración de elecciones, con excepción de políticos de los países de la Unión Europea (UE).
"Nuestro país es un país abierto pero no tenemos la intención de que se ventilen en medio de nuestra población los conflictos políticos internos de otros países", ha sostenido el vicecanciller alemán.
Gabriel ha destacado que Erdogan será recibido "con todos los honores" en el grupo de los 20 principales países desarrollados y emergentes del mundo (G20). "Pero creemos que todo lo que vaya más allá de eso no es adecuado", ha puntualizado.
En los últimos días habían circulado rumores de que Erdogan aprovecharía su estancia en Alemania para hablar a sus seguidores. Propietarios de grandes recintos para eventos en Renania del Norte-Westfalia informaron que habían sido contactados por las autoridades turcas.
En Alemania viven unos 3,5 millones de personas con ascendencia turca. En el referéndum celebrado en marzo pasado, el 63 por ciento de los votantes turcos en Alemania apoyaron la ampliación de poderes del presidente Erdogan.
La tensión entre Turquía y Alemania se disparó este año al reservarse Berlín el derecho de prohibir en su suelo actos de campaña de políticos turcos en favor del referéndum para ampliar los poderes del presidente.
La decisión fue criticada con dureza por Erdogan, que llegó a comparar esta postura con la de la Alemania nazi. El mandatario turco habló por última vez ante seguidores turcos en Alemania en mayo de 2015, en el marco de su primera visita oficial como jefe de Estado.