Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía mantiene en prisión a dos uigures chinos por el atentado contra la discoteca de Estambul

Un tribunal de Estambul ha reafirmado este viernes la prisión provisional para dos uigures de nacionalidad china supuestamente vinculados al atentado cometido en Nochevieja en la discoteca Reina, que se saldó con la muerte de 39 personas.
Los sospechosos, identificados como Omar Asim y Abuliezi Abuduhamiti, están acusados de formar parte de "una organización terrorista armada" y de ser cómplices de "39 homicidios en primer grado", según la agencia de noticias oficial Anatolia.
Los uigures, una comunidad mayoritariamente musulmana y de habla turca, suman importantes comunidades en varios países de la zona central de Asia y también en Turquía.
Desde el ataque de la discoteca, las fuerzas de seguridad turcas han arrestado al menos a 35 personas, aunque no al responsable directo de la masacre, cuya identidad ni siquiera ha trascendido. Una fuente policial citada por Anatolia ha subrayado que las investigaciones continúan.
El grupo terrorista Estado Islámico reivindicó la autoría del ataque y lo describió como una venganza por la implicación militar de Turquía en la vecina Siria. Ankara mantiene abierta una ofensiva en zonas cercanas a la frontera.