Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía investiga a 10.000 usuarios de redes sociales por cargos de complicidad con el terrorismo

Las autoridades turcas han lanzado una investigación sobre aproximadamente, 10.000 usuarios de redes sociales bajo la sospecha de complicidad con grupos terroristas y más de 1.600 personas han sido detenidas ya por delito de odio contra funcionarios públicos o por expresar respaldo a organizaciones antiestatales desde sus ordenadores y teléfonos móviles, según ha informado el Ministerio del Interior.
En su comunicado de este sábado, el Ministerio ha anunciado que actuará "con determinación" en las redes sociales, cuyo acceso según activistas y ONG suele bloquear habitualmente en días de extrema tensión social o tras la ejecución de atentados en el país, aunque el Gobierno atribuye estos cortes al exceso de tráfico de datos.
"Como en todos los ámbitos, también se está llevando a cabo con determinación una lucha contra el terrorismo en el espacio de las redes sociales, en Twitter, Facebook, con la ayuda de muchos proveedores de servicio nacional e internacional", según la nota.
Esta investigación se enmarca dentro de la inciativa del Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan contra lo que considera "elementos afines" al "gobierno paralelo" que intenta imponer su enemigo declarado, el clérigo Fethulá Gulen, residente actualmente en Estados Unidos.
En los últimos seis meses han sido detenidas más de 3.700 personas, de las cuales 1.210 han sido arrestadas y al menos 64 siguen bajo custodia policial, según el último balance del Ministerio, citado por CNN Turk. Cientos de periodistas, abogados y jueces han sido apartados de sus cargos.