Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan descarta que Turquía quiera "comenzar una guerra" con Siria

El permiso parlamentario es simplemente una medida de disuasión

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha declarado este jueves que su Gobierno "no está interesado en comenzar una guerra" con Siria, pese a que el Parlamento de Turquía ha autorizado el despliegue de tropas en el extranjero tras los ataques transfronterizos del miércoles.

Erdogan ha comparecido ante los medios por primera vez desde esos ataques y ha aclarado que el permiso parlamentario es simplemente una medida de disuasión tras el obús lanzado sobre la ciudad turca de Akçakale (sureste) y que causó cinco víctimas mortales.
"La República Turca es un Estado capaz de defender a sus ciudadanos y sus fronteras", ha advertido el primer ministro. "Nadie debería probar nuestra determinación a este respecto", ha advertido, acto seguido.