Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump visita mañana y el martes Israel y los Territorios Palestinos

El presidente estadounidense, Donald Trump, visita este lunes Israel y el martes los Territorios Palestinos dentro de la primera gira internacional desde que tomara posesión. El viaje pretende afianzar la alianza con Israel a pesar de ciertas suspicacias e impulsar el proceso de paz con los palestinos, paralizado desde hace años.
Trump será recibido a las 12.15 horas en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion procedente de Arabia Saudí, primera escala de su gira internacional, con presencia del presidente israelí, Reuven Rivlin, el primer ministro Benjamin Netanyahu y otros altos cargos.
Este primer acto está marcado por la polémica, puesto que ha trascendido que Netanyahu ha tenido que ordenar a sus ministros estar presentes en el aeropuerto puesto que algunos de ellos habían decidido ausentarse porque el protocolo no incluía que ellos pudieran dar la mano al mandatario estadounidense a petición de Wasghington, que pretendía que la ceremonia fuera lo más corta posible por el calor.
Tras la revista a las tropas y los himnos de ambos países, Trump, Rivlin y Netanyahu pronunciarán breves discursos. Desde el aeropuerto, Trump se desplazará en su helicóptero, el 'Marine One' hasta Jerusalén, donde visitará la Residencia del Presidente y se entrevistará en privado con Rivlin. Después habrá rueda de prensa.
Después Trump y su esposa Melania tendrán tiempo para una visita privada a la Iglesia del Santo Sepulcro, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, y al Muro de las Lamentaciones. Ivanka Trump acompañará a sus padres.
Trump se convertirá así en el primer presidente estadounidense en el cargo que visite el Muro de las Lamentaciones, situado en uno de los laterales de la Explanada de las Mezquitas. Israel solicitó a Estados Unidos que Netanyahu acompañara a Trump en esta visita, pero la propuesta fue rechazada en lo que supone un nuevo punto de fricción.
Otro punto de tensión lo generó el mapa publicado el viernes por la Casa Blanca con el itinerario de la visita y en el Israel aparece claramente diferenciado de la Franja de Gaza, de Cisjordania --incluido Jerusalén Este-- y de los Altos del Golán, territorios ocupados militarmente por fuerzas israelíes desde 1967, lo que generó descontento entre la derecha israelí, que considera estos tres territorios parte de Israel. Tampoco fue bien recibido por los palestinos, ya que el listado de lugares a visitar incluía Cisjordania y Jerusalén bajo el epígrafe "Israel".
Tras una visita al Centro Médico Hadassah de Jerusalén, Trump regresará a las 18.00 horas al Hotel Rey David, donde se alojará, para entrevistarse con Netanyahu, primero en privado y luego con sus equipos. Luego la familia Trump cenarán en la Residencia del Primer Ministro y después habrá una declaración a la prensa, aunque sin preguntas.
"Voy a hablar con el presidente Trump sobre las fórmulas para fortalecer nuestros vínculos primarios y resistentes con Estados Unidos. Vamos a mejorar nuestras relaciones de seguridad que se fortalecen día a día. También vamos a tratar las fórmulas para avanzar hacia la paz", explicaba este domingo Netanyau durante el Consejo de Ministros.
MARTES EN CISJORDANIA
El martes, Trump viajará a Belén para reunirse con el presidente palestino, Mahmud Abbas, un encuentro empañado por la convocatoria en Ramala de un Día de la Ira por distintas facciones palestinas que protestan contra la visita del mandatario estadounidense.
Las facciones políticas islamistas y nacionalistas palestinas están especialmente movilizados por la huelga de hambre que mantienen desde hace 34 días los presos palestinos en las cárceles israelíes. De hecho, el lema de la convocatoria es "Un llamamiento a la unidad con nuestros valientes presos".
La declaración de convocatoria expresa además su rechazo a la posible reanudación de las negociaciones de paz con los israelíes bajo los auspicios de Estados Unidos e incluye una huelga general para el lunes en Cisjordania, la Franja de Gaza e Israel.
El texto denuncia además el apoyo de Estados Unidos a la ocupación de los Territorios Palestinos y los miles de millones de dólares en ayuda militar que proprociona a Israel
MUSEO DEL HOLOCAUSTO
Después de su encuentro con Abbas, Trump visitará el Museo del Holocausto Yad Vashem y habrá una ceremonia en recuerdo a las víctimas del Holocausto en la que depositará una corona frente a la lápida erigida sobre las cenizas de víctimas de los campos de exterminio nazis. En el acto estarán Netanyahu, su esposa y varios altos cargos políticos y religiosos israelíes.
Más tarde, Trump viajará hasta el Museo de Israel, donde pronunciará el discurso de cierre de su visita en el que se espera que exponga su visión para un acuerdo de paz entre palestinos e israelíes.
El objetivo declarado en campaña por Trump para el conflicto de Oriente Próximo era lograr un "acuerdo definitivo", pero diversas fuentes estadounidenses han confirmado que ahora esa ambición parece haberse rebajado para intentar animar a ambas partes a crear las condiciones para unas conversaciones de paz directas.
El presidente Trump estará acompañado por los principales cargos de la Casa Blanca, incluida su hija Ivanka, su yerno Jared Kushner o Steve Bannon y altos cargos gubernamentales como el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el secretario de Defensa, James Mattis. A las 15.40 horas del martes, Trump partirá con rumbo a su siguiente escala, Roma.