Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump logra por la mínima mantener el proceso para derogar el Obamacare

Tras el fracaso de la semana pasada, Trump ha logrado que los republicanos cierren filas en el Senado para abrir el debate sobre la derogación del Obamacare. Aunque ha sido por la mínima. Al votar en contra dos senadores republicanos, el vicepresidente Mike Pence, en calidad de presidente de la Cámara, ha tenido que deshacer el desempate a 50 votos. Tan ajustada ha sido la votación que hasta ha acudido John McCain, visiblemente afectado tras la operación de hace unos días por un cáncer de cerebro. Tras ser recibido con esta gran ovación en el Capitolio, el senador que le disputó la presidencia a Obama, ha admitido que él no apoyaría la reforma de Trump tal como está redactada ahora. Y ha pedido un pacto entre republicanos y demócratas para crear una nueva ley sanitaria. Desde la Casa Blanca, Trump le ha agradecido su presencia, vital para lograr la victoria. Es un paso clave para cumplir una de sus promesas estrella de campaña que está lejos de hacerse realidad. Hasta ahora, los republicanos no han logrado ponerse de acuerdo ni en cómo acabar con el Obamacare ni en cómo reemplazarlo por un proyecto alternativo.