Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump fulmina al director del FBI

El director del FBI se enteró de su despido fulminante por televisión y creyó que era una broma. Hace menos de un mes, Trump aseguró que tenía plena confianza en él. De hecho James Comey fue quien, de forma indirecta, favoreció su victoria electoral, al investigar en la recta final de la campaña los correos de Hillary Clinton. Y precisamente su mala gestión de este caso es, según la versión oficial, el detonante de su cese. En la carta de despido, Trump le dice que no es capaz de liderar la agencia eficazmente y sorprende que le agradezca, que hasta en tres ocasiones, le informara de que él no está siendo investigado. Porque James Comey dirigía , la investigación criminal sobre los vínculos entre Rusia y la Casa Blanca. Por eso los demócratas han puesto el grito en el cielo. ¿Por qué ahora? se preguntan, hablan de encubrimiento e incluso de abuso de poder por parte de Trump. Como el que cometió Richard Nixon, cuando cesó al fiscal que le investigaba en el caso Watergate