Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump confirma la designación de Rick Perry como secretario de Energía

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado oficialmente este miércoles la designación del antiguo gobernador de Texas Rick Perry como su candidato a secretario de Energía, después de que su equipo de campaña hubiera adelantado el martes el nombramiento.
"Como gobernador de Texas, Rick Perry creó un clima empresarial que produjo millones de nuevos empleos y bajos precios energéticos en su estado, y traerá ese mismo enfoque a todo nuestro país como secretario de Energía", ha subrayado Trump en un comunicado.
El magnate ha asegurado que su administración "se asegurará de que nos aprovechamos de los enormes depósitos de recursos naturales para hacer a América energéticamente independiente y crear una nueva riqueza para nuestro país", proceso para que el que Perry "hará un magnífico trabajo".
Por su parte, Perry ha asegurado que es un "honor" haber sido designado y ha subrayado que "como antigo gobernador del estado que más energía produce del país, sé que la energía estadounidense es crítica para nuestra economía y nuestra seguridad".
"Estoy deseando entablar una conversación sobre el desarrollo, la administración y la regulación de nuestros recursos energéticos, salvaguardar nuestro arsenal nuclear y promover una política energética estadounidense que cree empleos y ponga a América primero", ha remachado.
Perry, que trató sin éxito de ser el candidato republicano en las elecciones de 2012 y 2016, propuso durante la campaña electoral en 2011 la supresión del Departamento de Energía, protagonizando un famoso lapsus al olvidar el nombre de este organismo, uno de los tres que dijo que quería eliminar si era presidente.
Además, el antiguo gobernador de Texas se suma a otros de los integrantes de la futura Administración Trump que se muestran escépticos respecto al cambio climático, lo que ha generado preocupación en las organizaciones ecologistas.