Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump se compromete con Abbas a "hacer todo lo que sea necesario" para lograr la paz en Oriente Próximo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha prometido al presidente palestino, Mahmud Abbas, a quien ha recibido este miércoles en la Casa Blanca, "hacer todo lo que sea necesario" para que palestinos e israelíes firmen la paz, si bien no ha revelado cuál es su plan para lograrlo.
"Estoy decidido a trabajar con israelíes y palestinos para alcanzar un acuerdo (...) Y haré todo lo que sea necesario para facilitarlo, mediar o arbitrar, cualquier cosa que ellos quieran, para que podamos conseguirlo", ha dicho Trump en la rueda de prensa que ha ofrecido junto a Abbas.
Trump ha subrayado, no obstante, que el origen del acuerdo debe ser exclusivamente la voluntad de las partes en conflicto. "No puede imponerse desde Estados Unidos ni desde ningún otro país. Israelíes y palestinos deben trabajar para alcanzar un acuerdo que permita a las dos comunidades vivir, rezar y prosperar en paz", ha recalcado.
De esta forma, el presidente estadounidense ha tendido también la mano a Abbas, tras el encuentro que mantuvo el pasado febrero con el primer ministro israelí, su "amigo" Benjamin Netanyahu, en el que cuestionó la solución de los dos estados, que hasta ahora apoyaba sin fisuras la comunidad internacional.
Trumo tuvo que dar marcha atrás sobre estas declaraciones, aclarando que le es "indiferente" si hay uno o dos estados y que apoyará cualquier solución que pacten las partes. Sin embargo, su política en relación al conflicto en Oriente Próximo aún es confusa.
Durante la campaña electoral sugirió que trasladaría la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén, lo que supondría reconocer la ciudad como capital israelí, y ha nombrado como embajador a David Friedman, un firme defensor de la nación hebrea. Sin embargo, al mismo tiempo ha instado a Netanyahu a frenar la expansión de las colonias judías.
Abbas, en su turno de palabra, ha recalcado que la solución de los dos estados es una "decisión estratégica" a la que los palestinos no renunciarán. "Es cuestión de tiempo que Israel ponga fin a su ocupación", ha dicho. "Después de 50 años, somos el único pueblo del mundo que sigue viviendo bajo ocupación", ha enfatizado, según informa Politico.
Ya en inglés, se ha dirigido a Trump para pedirle ayuda. "Ahora, con usted, tenemos esperanza", ha sostenido. "Empezaremos un proceso que, con suerte, nos llevará a la paz", le ha contestado Trump. "Durante toda mi vida siempre he escuchado que el acuerdo más difícil de lograr era el de israelíes y palestinos, veamos si podemos demostrar que se equivocan", ha concluido.