Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump dice que el boicot a Qatar podría ser "el principio del fin del horror del terrorismo"

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha destacado que durante su encuentro con los líderes árabes en Arabia Saudí estos ya apuntaron a Qatar como país que financiaba el terrorismo y ha considerado que la ruptura de relaciones con este país por varios de sus vecinos del Golfo podría ser "el principio del fin" de esta lacra.
"Durante mi reciente viaje a Oriente Próximo dije que no podía seguir habiendo financiación de la idelogía radical", ha señalado Trump en un mensaje en Twitter, precisando que "los líderes apuntaron a Qatar". "¡Mira!", ha añadido, en una clara alusión a la crisis entre Qatar y varios países árabes como Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Yemen, que han roto relaciones con Doha.
En otro mensaje posterior, el presidente ha dicho que es "muy bueno ver que la visita a Arabia Saudí" y su encuentro con el rey Salman y los líderes de otros 50 países "ya está amortizando".
Según ha precisado Trump, los líderes árabes "dijeron que adoptarían una línea dura sobre la financiación del extremismo y todas las referencias apuntaban a Qatar". "Quizá esto sea el principio del fin del horror del terrorismo", ha remachado.
Los gobiernos de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto anunciaron este lunes que cortan sus relaciones diplomáticas con Qatar. A la medida se sumaron después el gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi, y el gobierno asentado en el este de Libia.
Las tensiones entre Qatar y varios países del Golfo se han deteriorado en los últimos días, a raíz de que la agencia estatal qatarí, QNA, publicara la semana pasada unas declaraciones del emir en las que criticaba la postura de los países del Golfo contra Irán y hablaba de "tensiones" con Estados Unidos. Posteriormente, la agencia aseguró que las declaraciones eran falsas y que habían sido víctimas de un 'hackeo'.