Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas de la UE evaluará eficacia de las ayudas europeas para los DDHH y el Estado de Derecho

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (ECA) evaluará la eficacia de las ayudas europeas a la preadhesión para Turquía para consolidar el Estado de Derecho y los Derechos Humanos, según ha avanzado la institución que fiscaliza las cuentas europeas.
Turquía es el principal beneficiario del Instrumento de Asistencia a la Preadhesión de la UE (IPA), con más del 40% del total de asignaciones. Las ayudas tienen por objetivo ayudar al país candidato a la adhesión a realizar las reformas necesarias para cumplir las condiciones para entrar en la UE.
"Pero hasta ahora nunca hemos auditado la eficacia del Instrumento de la UE de Asistencia a la Preadhesión de Turquía", ha dicho el miembro del Tribunal de Cuentas de la UE, Hans Gustaf Wessberg, que estará al frente de la evaluación.
Un total de 4.480 millones de euros han sido asignados entre 2007-2013 para Turquía, de los cuáles se han comprometido 2.680 millones, aunque sólo se han desembolsado 2.190 millones de euros y desde 2014 se han asignado otros 1.650 millones de euros pero no se han desembolsado todavía, según las cifras del Tribunal de Cuentas de la UE.
El Tribunal de Cuentas de la UE evaluará en concreto la eficacia de las ayudas europeas y si se han gestionado adecuadamente en tres sectores prioritarios como son el Estado de Derecho y los derechos fundamentales, la democracia y la gobernanza y, en tercer lugar, en educación, empleo y políticas sociales y dará a conocer sus resultados en la primera mitad de 2018.
El Ejecutivo comunitario lleva varios años anunciando un retroceso en las reformas en materia democrática, del Estado de Derecho y las libertades fundamentales en Turquía y las negociaciones se encuentran prácticamente paralizadas en la práctica. Hasta ahora, solo se han abierto 14 de los 35 capítulos en que se dividen las negociaciones de adhesión y apenas se ha cerrado uno de manera provisional.