Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otras tragedias aéreas en el mundo del fútbol

El avión es la rutina de cada semana de los jugadores de fútbol y el del Chapecoense no es el primer accidente que sufre un equipo. En 1958 los jugadores del Manchester United se estrellaron en Munich volviendo de un partido. El mejor jugador inglés de todos los tiempos perdió a ocho compañeros. Aún así Bobby capitaneó al equipo de suplentes y llegó a la final. En 1949 en una Europa todavía en blanco y negro, el Grande Torino, el equipo italiano de fútbol, regresaba a casa después de disputar un amistoso en Lisboa. Su avión se estrelló contra la Basílica Superga de Turín, rodeada de niebla. Murieron 18 jugadores. La tragedia conmocionó a Italia y marcó para siempre al club de Turín. De la selección de Zambia quedaron sus botas. Murieron todos después de que un fallo mecánico precipitara su avión sobre el Atlántico. Tragedia tamaña como la que marcó a la Alianza de Lima o al Green Cross chileno. Su avión se estrelló en la cordillera de los Andes en 1961. La misma cordillera en la que 11 años después sobrevivieron 16 miembros del equipo de rugby uruguallo, el Old Christians, tras 72 días atrapados en la cumbre.