Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Autoridades de Texas impiden desconectar a una embarazada en muerte cerebral

Merlisse posaba junto a su familia en los tiempos felices. Estaba embarazada de su segundo hijo cuando sufrió una embolia pulmonar y quedó en situación de muerte cerebral. Desde hace mes y medio sobrevive con respiración asistida. Pero, Merlisse, que era enfermera, había hablado con su marido sobre qué hacer en un caso así. "Hemos visto muchas cosas. Los dos sabíamos que no queríamos que se prolongara la vida artificialmente". Pero cuando la familia expresó su deseo, el hospital de Texas se negó porque está embarazada. Actualmente, de 20 semanas. El estado de Texas obliga a mantener las funciones vitales de la madre mientras su embarazo sea viable.  En este caso, no se sabe si el feto podrá sobrevivir. Los padres critican la decisión médica. Dicen que sólo quieren cumplir el deseo de su hija.  En Hungría, otra mujer en muerte cerebral dio a luz a mediante cesárea a las 27 semanas de gestación... tras ser mantenida con vida artificialmente durante tres meses.