Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tess Holiday, supermoldeo de tallas grandes después de una infancia horrible

Tess Holliday, modelo de tallas grandescuatro.com

Tess Holliday es hoy una supermodelo de tallas grandes a la que no dejan de lloverle las ofertas. Hasta llegar ahí ha pasado una vida de calvarios: a su madre le disparó un novio en la cabeza y en el instituto era marginada por los compañeros.

Ryann Hoven –ese es su nombre real- dijo basta cuando siendo madre soltera trabajaba como dependienta. Su reto: ser modelo de tallas grandes. Y vaya que sí lo ha conseguido. Le llueven los contratos y tiene 600.000 seguidores en Instagram.
Pero Tess Holliday, a sus 29 años, no solo ha podido quienes le decían que con sus 127 kilos y poco más de metro y medio no llegaría a nada, sino que también ha superado una infancia complicada.
Tess tuvo que superar siendo una niña que su madre estuviera a punto de morir después de que su novio le disparara dos veces. Tess también fue marginada en el instituto por su peso y porque su madre estaba paralizada en una silla de ruedas.
A los 15 años, Tess, cuanta su abuela, Carolynn Tadlock, al diario Daily Mail, se dio cuenta que lo suyo era la moda, a pesar de su peso. Con 20 años fue madre soltera y tener a su hijo fue lo que le empujó a luchar por su sueño de ser modelo.
Con los años se trasladó a vivir en Los Ángeles, donde encontró su primer empleo como modelo como imagen de un espectáculo heavy. Las redes sociales le han dado una gran fama a Tess. Tiene 600.000 seguidores en Instagram y 820.000 en Facebook. En las redes sociales fue donde un publicista la descubrió y donde conoció a su actual pareja y manager.
Hoy Tess ha cumplido sus sueños y ha firmado con una gran agencia de modelos.