Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se comía ‘la abuelita destripadora’ a sus víctimas?

¿Se comía ‘la abuelita destripadora’ a sus víctimas?Informativos Telecinco

Rusia continúa investigando el caso de Tamara Samsanova, la anciana de 68 años conocida ya como la 'abuelita destripadora' tras confesar que es una asesina en serie que habría matado al menos a 11 personas. Los últimos detalles reflejan que a algunas de sus víctimas les faltan órganos internos, lo que lleva a los investigadores a cuestionar si también podría habérselos comido.

Rusia continúa en shock y cada vez más estupefacta a medida que se van conociendo nuevos y más escabrosos detalles sobre Tamara Samsonova, la anciana de 68 años de edad conocida ya internacionalmente como 'la abuelita destripadora'.
Tras haber confesado que había matado, descuartizado y decapitado a 11 personas, ahora la policía investiga la posibilidad de que también se hubiese comido a sus víctimas.
La detención de Samsonova se desencadenó después de que una cámara situada junto al portal de su vivienda grabara a la anciana en plena acción transportando el cadáver de Valentina Ulanova, una mujer paralítica de 79 años, con la que vivía y a la que habría envenenado y descuartizado en su propia bañera tras haberse, según dijo, "cansado" de ella.
Detenida después de que se encontrara el cuerpo decapitado de Ulanova en la calle Dimitrova, en San Petersburgo, los investigadores procedieron a registrar su casa, donde encontraron restos de sangre y un diario manuscrito en tres idiomas, –ruso, alemán e inglés–, en el que Samosonova confiesa numerosos crímenes.
Ahora, tal y como informa DailyMail, en el Comité de Investigación Ruso, equivalente al FBI, repasan cuidadosamente el diario contrastando algunas de sus entradas con casos de asesinatos sin resolver que han sucedido en distintos lugares con el mismo modus operandi.
De este modo, la relacionan también con la muerte de un hombre de 32 años en 2003 y de su propio marido, desaparecido desde 2005.
Sin embargo, la última información que convierte en todavía más grotescos los sucesos sugiere que podría tener cierta inclinación caníbal después de que se haya comprobado que a varias víctimas les faltan órganos internos. En particular los pulmones.
Preguntados al respecto de si la 'abuelita destripadora' podía ser caníbal la respuesta policial evita establecer una conclusión clara: "No es concluyente", aseguran.
Por su parte, Samsonova, quien afirmó haber estado preparándose "durante 12 años" para el juicio al que está siendo sometida, aseguró que todo había sido hecho "de forma deliberada", añadiendo: "No hay forma de vivir. Con este último asesinato he cerrado el capítulo".
Ante la pregunta del juez del caso sobre qué pensaba sobre la petición popular de retenerla en prisión, respondió con frialdad: "Tú decides. Es tu honor. Después de todo soy culpable y merezco castigo".