Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tailandia amenaza con "ejecutar" a los periodistas que no hagan noticias "veraces"

Tailandia,periodistas asesinados,censura prensa,Periodismocuatro.com

El líder de la junta militar que gobierna Tailandia, el general Prayuth Chan Ocha, ha asegurado este miércoles, ante un grupo de periodistas locales, que "probablemente ejecutará" a los reporteros que elaboren noticias que no sean "verdaderas".

"Probablemente les ejecutaremos", ha advertido Prayuth, con gesto serio y sin vacilar, tras ser preguntado por los periodistas por cómo va a tratar el Gobierno tailandés a los medios que no se adhieran a la línea oficial del régimen.
Este mensaje se suma a la amenaza del pasado mes de febrero cuando el general advirtió de que tiene la capacidad de decretar el cierre de medios de comunicación tailandeses.
"No tenéis por qué apoyar al Gobierno pero debéis hacer noticias que sean verdaderas", ha justificado el general tailandés ante los periodistas, a los que ha instado a promover la reconciliación nacional en Tailandia.
Prayuth, que ostenta el cargo de primer ministro y presidente, dirige la junta militar que controla Tailandia y que se presenta como el Consejo Nacional para la Paz y el Orden.
El general derrocó al Gobierno tailandés en mayo de 2014, días después de que la primera ministra, Yingluck Shinawatra, fuera apartada por el Tribunal Constitucional.
El líder tailandés, que es conocido por su estilo rudo e impulsivo, ha lanzado una campaña contra los medios de comunicación y la disidencia política desde su asalto al poder en mayo. Desde entonces gobierna Tailandia con una ley marcial que da al Ejército de amplios poderes, incluso para detener a opositores.
Prayuth se muestra especialmente crítico con el diario Matichon, medio que publica en lengua inglesa y al que el general acusa de alinearse junto al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, que también fue derrocado por un golpe de Estado, y a sus aliados.