Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido estudia prohibir fumar en los coches en los que viajen niños

Un hombre conduce mientras fumaReuters

La Cámara de los Lores del Parlamento británico ha pedido al Gobierno de David Cameron que prohíba fumar en los coches en los que viajen niños. El mandato es el resultado de la aprobación de una enmienda laborista al texto de la Ley de Niños y Familias propuesta por el Gobierno de coalición entre conservadores y liberaldemócratas que preside David Cameron.

La propuesta ha salido adelante con el respaldo de 222 miembros de la Cámara alta ante el rechazo de 197 lores. Ahora tiene que ser el Ejecutivo de Cameron el que tiene que decidir si la incluye en el texto definito que ha de ser remitido a los Comunes. Fuentes gubernamentales reconocen que la enmienda tiene "un fuerte apoyo público".

Según relata la BBC, el debate ocurrió este jueves en el Reino Unido y ha hecho saltar algunas chispas entre laboristas y conservadores. Para Lord Hunt, defensor de la enmienda, es urgente legislar en defensa de los más vulnerables, los niños, para evitar el deterioro que el humo del tabaco infringe en sus pulmones en formación.

Asegura que lo que inspira esta prohibición "es la necesidad de protección de la infancia. A diferencia de la mayoría de los adultos, los niños no tienen la libertad de decidir cuándo y cómo viajar, carecen de la autoridad de los adultos para pedir a la gente que no fume en su presencia".

Frente a sus tesis, el Ministerio de Sanidad británico y los miembros del Partido Conservador, entiende que el proyecto de Ley de Niños y Familias defienden suficientemente a los menores e todos sus ámbitos por lo que es innecesaria esta invasión de un espacio privado. Esta consideración de inmiscuirse hasta en lo más íntimo es lo que más ha iritado a los políticos que apoyan al Gobierno.

Consideran que el mejor camino es el de la educación y no el de la prohibición.Aseguran que "la enmienda es completamente innecesaria ya que la mayoría de los fumadores aceptan que fumar en un coche en que haya niños es desconsiderado y la gran mayoría elige no hacerlo".

Frente a ellos, los colectivos que defienden la prohibición, alertan sobre el tabaquismo pasivo. Aseguran que el humo puede permanecer en el aire durante horas, incluso años y aunque tengamos una ventana abierta. Dan cifras sobre la incidencia de enfermedades como infecciones de pecho, asma, problemas de oído y la muerte súbita en los niños que han sido expuesto al humo de los cigarrillos.

Lo aprobado por los Lores no obliga al Gobierno a prohibir el tabaco en los coches particulares cuando viajen niños pero sí le faculta para ello. A partir de ahora podrá hacerlo si quiere.

Enfrente, los laboristas ya han anunciado que si la medida no se convierte en ley antes de las próximas elecciones, ellos la incluirán en su programa electoral.

De todas formas, esta prohibición no sería pionera en el mundo, ya existe en otros lugares como Estados Unidos. Allí ya se aplica, por ejemplo, en California. También está en vigor en algunas zonas de Canadá y Australia.

En el Reino Unido está prohibido fumar en los lugares de trabajo y en los espacios cerrados desde julio de 2007. La norma incluye a los vehículos que se usen para desplazamientos laborales.