Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TSJ de Venezuela anula "cualquier actuación" de la Fiscalía contra el exjefe de la Guardia Nacional

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha admitido este lunes a trámite el recurso que solicitaba la anulación de la citación de la Fiscalía contra el general Antonio José Benavides Torres, ex comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), por la presunta comisión de "graves y sistemáticas violaciones de los Derechos Humanos" durante las manifestaciones opositoras que se suceden desde hace 80 días.
La semana pasada el Ministerio Público, dirigido por Luisa Ortega Díaz, citó a Benavides Torres en calidad de imputado, cita prevista para este jueves, 6 de julio.
En su sentencia número 528, recogida por la prensa venezolana, el órgano judicial ha explicado que para poder citarlo como imputado se debió haber presentado previamente un antejuicio de mérito. Asimismo, ha señalado que es nula "cualquier actuación" de Ortega Díaz o de sus subordinados para iniciar una investigación en su contra.
El organismo que dirige Luisa Ortega Díaz señaló la semana pasada que "se ha evidenciado el uso excesivo de la fuerza en la represión de las manifestaciones, empleo de armas de fuego no autorizadas, la indebida aplicación del equipo suministrado, tratos crueles y torturas a personas aprehendidas, así como allanamientos sin orden judicial y daños a la propiedad, entre otras situaciones".
Ortega Díaz se había mantenido junto al 'chavismo', al que ha permanecido fiel durante años, hasta hace unos meses, cuando comenzaron las manifestaciones multitudinarias contra el presidente del país, Nicolás Maduro, por la injerencia del Gobierno en los demás poderes del Estado y la crisis económica y "humanitaria".
La fiscal general ha acusado a Maduro de vulnerar la legalidad por la brutal represión de las protestas opositoras --que ha dejado un saldo de cerca de 80 muertos--, por los juicios militares a civiles y por escudarse en el Tribunal Supremo de Justicia para anular a la Asamblea Nacional y al Ministerio Público.
El pasado viernes, el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, denunció a Ortega Díaz a la que acusó de formar, junto al Ministerio Público, parte "de un golpe de Estado" que tiene como objetivo eliminar del Gobierno a Nicolás Maduro.
En su intervención, el 'número dos' de Maduro rechazó "categóricamente" y en nombre del Gobierno la "infame acusación e imputación" que la Fiscalía ha hecho contra "dos dignos venezolanos, dos hombres ejemplares y dos compañeros", en referencia al director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López, y a Benavides Torres.