Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suu Kyi pide una mayor inversión empresarial en Birmania para consolidar la transición

La consejera de Estado de Birmania y líder 'de facto' del país, Aung San Suu Kyi, ha pedido este jueves una mayor inversión empresarial en el país para consolidar la transición democrática.
"Principalmente se trata de una transición política, pero para que funcione tenemos que satisfacer las expectativas económicas de nuestro pueblo", ha dicho Suu Kyi, quien es también ministra de Exteriores del país.
En un acto ante el Consejo Empresarial Estados Unidos-ASEAN, la Premio Nobel de la Paz ha insistido en que las sanciones aplicadas al país durante la dictadura fueron puestas en marcha "por buenos amigos del país".
"Sin embargo, ha llegado el momento de que estas sanciones sean levantadas", ha afirmado, reconociendo que "supone un riesgo, tanto político como económico".
"Creemos que es el momento de que nuestro pueblo dependa de sí mismo, de que salga adelante con la ayuda de nuestros amigos", ha manifestado.
En este sentido, ha argumentado que "el éxito económico es una de las maneras para persuadir a todo el mundo en Birmania, incluido en Ejército, de que la democracia es el mejor camino para avanzar".
Las palabras de Suu Kyi han llegado apenas un día después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijera que Washington está preparado para retirar las sanciones contra el país asiático, cuyo proceso democrático se encuentra aún inconcluso pero "en el buen camino".
Desde que Suu Kyi ganó las elecciones generales en 2015, Washington ha estado estudiando la posibilidad de retirar las sanciones contra Birmania, que fueron impuestas cuando el país se encontraba bajo el poder de la junta militar.
Obama señaló que volverá a incluir Birmania en el Sistema Generalizado de Preferencias, un sistema arancelario privilegiado del que el país fue excluido en 1989 debido a la dura represión ejercida por la junta militar contra varios levantamientos a favor de la democracia.
La Administración Obama retiró este año algunas sanciones. Sin embargo, la mayoría de restricciones económicas continúan vigentes.
Las inversiones han caído desde que Suu Kyi llegó al poder en abril, lo que ha provocado que muchos empresarios hayan criticado la poca importancia dada por la consejera de Estado a la situación económica en el país.