Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo de Pakistán ratifica la pena de muerte a un preso con esquizofrenia

El Tribunal Supremo de Pakistán ha rechazado este martes la apelación presentada contra la ejecución de un preso con problemas mentales condenado por asesinato.
La ejecución de Imdad Alí, que sufre esquizofrenia, fue aplazada la semana pasada para considerar la última apelación después de que los médicos de la prisión establecieran que estaba "loco".
Sin embargo, el Supremo ha argumentado que "un porcentaje elevado de los reos sufre problemas mentales, y no se puede dejar ir a todos", según ha informado la organización no gubernamental Reprieve.
"Es indiscutible que Imdad sufre una enfermedad mental grave. Por ello, no hay dudas de que, en caso de que Pakistán le ejecute, estaría violando la legislación paquistaní e internacional", ha dicho Harriet McCulloch, subdirectora del equipo sobre pena de muerte de Reprieve.
"Es sorprendente que el sistema haya fallado a Imdad en todas las instancias. El Gobierno debe detener la ejecución y revisar cómo alguien que claramente no puede ser ejecutado ha llegado tan cerca de la horca", ha remachado.
Por su parte, cuatro expertos de Naciones Unidas han reclamado a Islamabad que suspenda la ejecución, recalcando que, de llevarse a cabo, supondría una violación de la legislación internacional.
"Pedimos a las autoridades que anulen la sentencia de muerte contra Alí y que garanticen que se celebra un juicio justo en el que se tengan en cuenta todas las pruebas relevantes para el caso, incluidos los informes médicos sobre el estado de la salud mental del acusado", han dicho.
Alí fue condenado a muerte en 2002 por el asesinato de un clérigo. Los informes de los médicos de prisión entre 2004 y 2012 hacen referencia a una psicosis y esquizofrenia paranoica.