Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo obliga a Theresa May a someter a voto en el Parlamento el inicio del Brexit

Theresa MayReuters

El Tribunal Supremo de Reino Unido ha dictaminado este martes que el Gobierno británico no puede activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa para iniciar el proceso de salida de la UE sin consultar al Parlamento. De esta manera rechaza el recurso del Gobierno de Theresa May contra la sentencia de un Tribunal en noviembre pasado, que establecía la obligación del voto de Westminster.

En su fallo, el Supremo ha considerado que la llamada 'prerrogativa real', los poderes ejecutivos del Gobierno, no es suficiente para privar a los ciudadanos de los derechos obtenidos a través de leyes aprobadas por el Parlamento en virtud de la entrada del país en la UE.
"El referéndum es de gran significado político, pero el Acta del Parlamento que lo estableció no decía qué debía ocurrir como resultado", ha explicado en presidente del Supremo, David Neuberger, durante la lectura del fallo.
"Así que cualquier cambio en la ley para dar efecto al referéndum debe hacerse de la única manera permitida por la Constitución, es decir, por un Acta del Parlamento", ha añadido.
Asimismo, los magistrados han determinado que el Gobierno no tiene que esperar a obtener consentimiento de las asambleas de Escocia, Irlanda del Norte y Gales antes de iniciar el procedimiento formal de negociación con la UE para la salida del bloque.
El fiscal general, Jeremy Wright, ha reconocido que el Gobierno está "decepcionado" por el fallo pero lo acatará y hará "lo que sea necesario" para ponerlo en práctica, según informa la BBC.