Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mata a su hermano de un disparo mientras jugaban a 'policías y ladrones'

Suhaib Jamal HassanNew York Daily News

Un joven de 13 años ha muerto en la localidad de Eagan, Minnesota, EE.UU., tras recibir un disparo realizado por su hermano de 15 mientras jugaban al popular juego de 'policías y ladrones'. Los chicos habían encontrado el arma en el armario de su padre junto a una caja de balas y un cargador. La tragedía fue contemplada por la menor de la familia, una hermana de 11 años.

Cuenta New York Daily News que lo que parecía un inocente juego entre hermanos en un suburbio de Minnesotta pronto se trocó en tragedia cuando el mayor de los dos hermanos apretó el gatillo de la pistola 9 mm que creía descargada.

El disparo fue mortal y alcanzó de lleno a su hermano, Suhayb Jamal, de 13. La bala fue directa al pecho causándole la muerte en el acto. Testigo de todo fue la menor de la familia, una niña de 11 años que nada pudo hacer para evitarlo.

Según los informes policiales, la llamada de alerta desde el domicilio de los Hassan fue confusa y con algunas incoherencias pero tras personarse en el lugar de los hechos y tras interrogar a los presentes pronto se supo lo ocurrido.

Al parecer, los hermanos encontraron en un armario del dormitorio del padre el arma de 9 mm junto a una caja de munición y un cargador. Tras montarla y desmontarla creyeron que era segura y se pusieron a jugar con ella alrededor de la casa. Jugaban a 'policías y ladrones' emocionados por la veracidad que el arma daba a la persecución.

Hasta que el hermano mayor que hacía de policía apretó el gatillo. En ese momento el arma se disparó y una bala impactó en el pecho de Suhayb Jamal matándole en el acto.

La policía estatal considera la tragedia como un lamentable accidente aunque el fiscal del condado ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido.