Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un muerto y cinco heridos por el ataque en una escuela de Suecia

Abatido un hombre que irrumpió con una espada en una escuela de SueciaReuters

Una persona ha muerto y cinco han resultado heridas después de que un hombre enmascarado haya irrumpido armado con una espada en una escuela de la ciudad sueca de Trollhattan, en la zona sur del país, según fuentes médicas que han confirmado que el supuesto atacante sigue vivo.

Un portavoz del hospital ha explicado a la agencia TT que un profesor murió en el lugar de los hechos, mientras que otras cuatro personas resultaron heridas, entre ellas dos menores de 11 y 15 años y un segundo profesor.
El sospechoso, abatido a tiros por las fuerzas de seguridad, figura también entre los heridos y se encuentra "grave", ha informado 'The Local'. El presunto agresor ha sido intervenido quirúrgicamente.
Un portavoz de la Policía, Stefan Gustafsson, ha informado a los medios de que el atacante utilizó "varias" armas blancas. De él tan sólo ha trascendido que tiene entre 20 y 30 años, pero se desconocen los motivos que le habrían llevado a cometer los hechos.
MOMENTOS DE PÁNICO
Las autoridades han pedido al personal y a los estudiantes del centro --de entre seis y quince años de edad-- que evacuen las instalaciones, donde se ha desplegado un amplio dispositivo de policías y servicios de emergencia
"Estaba en mi clase cuando la hermana de una compañera le advirtió de que había un asesino en la escuela. Cerramos la puerta, pero nuestro profesor estaba en el pasillo", ha relatado un estudiante a 'The Local' que vio al presunto atacante con "una espada".
Varios alumnos salieron para tratar de advertir al profesor, que sin embargo fue apuñalado. Este testigo ha explicado que él mismo tuvo que refugiarse en otra clase: "Si no llego a correr, me habría matado".