Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stoltenberg espera que una retórica "menos agresiva" de Rusia sea "el primer paso para un diálogo mejor"

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha confiado en que una retórica "menos agresiva" de Rusia "puede ser una primer paso para un diálogo mejor" entre ambas partes aunque ha dejado claro que los hechos son "más importantes" que las palabras.
"Saludo cualquier rebaja en la retórica. Las palabras importan. Una retórica menos agresiva puede ser un primer paso para un diálogo mejor", ha dicho Stoltenberg en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de dos días de los ministros de Exteriores de la OTAN, preguntado por la nueva doctrina en materia de Política Exterior de Rusia.
Eso sí, Stoltenberg ha dejado claro que "los hechos importan más todavía" que las palabras y por ello "lo importante" será "el tipo de acciones que veamos de la parte rusa".
"Pero seguiremos persiguiendo la doble estrategia con Rusia, basada en la fuerza, la disuasión y la defensa colectiva combinada con el diálogo y mantener los canales para el diálogo político abierto con Rusia", ha dicho, insistiendo en que ambos son necesarios y respaldará "cualquier cosa que pueda mejorar las condiciones para el diálogo con Rusia", algo más importante cuando las tensiones "son especialmente altas".
"No queremos una nueva Guerra Fría. No buscamos la confrontación", ha reiterado, insistiendo en que los aliados siguen aspirando a "una relación más constructiva con Rusia".
Eso sí, ha reiterado que ambas partes deben dialogar también sobre aquellas cosas en las que mantienen divergencias como Ucrania y ha reiterado que la OTAN seguirá exigiendo "reciprocidad" de Rusia para garantizar rebajar el riesgo y más transparencia en las actividades militares respectivas, algo que pasa por aplicar "plenamente" los acuerdos internacionales actuales que regulan las maniobras militares y "mejorar" dichos instrumentos para evitar "el tipo de situaciones peligrosas" que se han visto en el mar Báltico y el mar Negro.
Los Veintiocho discutirán durante la cena del martes las relaciones con Rusia tras la victoria de Donald Trump, que se espera que busque un acercamiento con Rusia aunque se descarta que se traduzca en "un cambio radical" de política, han explicado fuentes diplomáticas, sin que estén previstas decisiones al respecto. Se trata de "recalibrar" la relación con Rusia y evaluar qué se puede hacer para "encontrar el equilibrio adecuado" entre disuasión y diálogo, ha explicado el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute.