Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stoltenberg mantiene "excelente" conversación con el secretario de Defensa de Trump, "un amigo de la OTAN"

Acuerdan trabajar para "reforzar la Alianza" y "hacer todavía más en la lucha contra el terrorismo"
El nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos, general retirado James Mattis, ha telefoneado por sorpresa al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que le ha calificado de "un amigo de la OTAN en el Pentágono" tras recordar que fue comandante supremo aliado responsable de Transformación de la Alianza.
"Ambos han acordado el valor fundamental y duradero de la OTAN para la seguridad tanto de Europa como de Norteamérica", ha explicado la Alianza Atlántica en un comunicado para dar cuenta de la conversación telefónica que han mantenido este lunes a iniciativa de Mattis.
Mattis y Stoltenberg han convenido en "trabajar juntos para reforzar la Alianza, incluido aumentando el gasto en defensa y hacer todavía más en la lucha contra el terrorismo", según la nota de la OTAN.
Stoltenberg ha asegurado que han mantenido "una discusión excelente" con Mattis, al que ha felicitado por su nombramiento y le ha deseado lo mejor en su nuevo cargo y no ha dudado de calificarle de "un amigo de la OTAN en el Pentágono".
"El secretario Mattis conoce bien el valor de la Alianza habiendo sido Comandante Supremo Aliado de la OTAN para Transformación. Espero darle la bienvenida de vuelta a la familia de la OTAN y verle en nuestra próxima reunión de ministros de Defensa en febrero", ha explicado el secretario general aliado.
El presidente electo estadounidense, Donald Trump, calificó en varias ocasiones a la OTAN de "obsoleta" y denunció su fracaso a la hora de combatir al terrorismo, mientras que en la campaña electoral puso en duda que Estados Unidos defendiera a los aliados en caso de ataque si no pagaban su cuota del gasto en defensa.
Ya en su discurso de inauguración tras ser investido presidente, Trump aseguró que reforzaría las viejas alianzas y buscaría nuevas con el objetivo principal de derrotar el terrorismo.