Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stoltenberg pide a Ankara respetar el Estado de Derecho en el caso de los militares purgados en la OTAN

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha exigido de nuevo a Turquía que respete los principios del Estado de Derecho en su respuesta al golpe de Estado fallido de julio, incluido en el caso de los militares turcos purgados en la Alianza por sus presuntos vínculos con el movimiento del clérigo Fetulá Gulan, al que Ankara acusa de estar detrás de la intentona golpista.
"La necesidad de respetar el Estado de Derecho también es aplicable a los oficiales perseguidos" tras el golpe de Estado, ha dicho Stoltenberg en rueda de prensa, preguntado si Ankara le ha dado garantías de que respetarán el derecho a un juicio justo para los militares turcos purgados.
"Turquía tiene derecho a juzgar a aquellos detrás del golpe de Estado fallido. Es importante que esto se haga de acuerdo con el Estado de Derecho", ha insistido.
Stoltenberg ha recordado que "los líderes turcos han dicho varias veces que respetarán el Estado de Derecho" y ha incidido en que es una cuestión "importante" para la OTAN porque es uno de sus valores centrales y que "la cuestión del Estado de Derecho, la democracia" fue discutida en su reciente visita a Estambul con las autoridades turcas hace dos semanas, incluido con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
El secretario general aliado ha vuelto a insistir en que compete a los países de la OTAN en los que "algunos oficiales turcos" han pedido asilo decidir esta cuestión. "Compete a las naciones evaluar y tomar las decisiones sobre peticiones de asilo. No es una decisión de la OTAN", ha zanjado.
También ha vuelto a dejar claro que compete a Ankara decidir qué militares destina en la estructura de mando de la OTAN y ha asegurado que las autoridades turcas le han confirmado que cubrirán los puestos.
Stoltenberg ha insistido en que "Turquía es un aliado clave" por "su ubicación estratégica geográfica" para responder a diferentes desafíos de seguridad. "Es clave para la respuesta de la OTAN tanto a una Rusia más asertiva pero también para gestionar la crisis de refugiados e inmigrantes", ha subrayado.
También ha defendido su papel "clave" en la lucha contra el Estado Islámico y ha insistido en que Turquía ha sufrido "muchos atentados terroristas" y un intento de golpe de Estado "serio".
NO AISLAR A RUSIA Y MANTENER UCRANIA EN LA AGENDA
El secretario general de la OTAN ha evitado polemizar sobre el posible interés de Turquía de acercarse a Rusia y China, dejando claro que él mismo reclamó que Turquía estableciera un contacto "directo" con Rusia tras el derribo de un caza ruso cerca de la frontera con Siria.
En cualquier caso, ha dejado claro que el hecho de que Turquía hable con Rusia "no contradice" su posición como aliado "clave" en la OTAN, que además está abierta al "diálogo con Rusia" y en "no asilar a Rusia", recalcando que están en consultas con Rusia sobre la celebración de una nueva reunión del Consejo OTAN-Rusia, tanto en términos de fechas como el contenido de la agenda.
"Ucrania es una parte esencial de este diálogo y sigue siendo el caso. Ucrania es una parte esencial de nuestro diálogo con Rusia", ha zanjado Stoltenberg, a pesar de que Moscú rechaza incluir en la agenda de una futura cita del Consejo OTAN-Rusia la crisis ucraniana.
Stoltenberg ha insistido en que se deben plantear también las cuestiones en las que ambas partes están "en desacuerdo" como Ucrania, aunque también ha incidido en la importancia de avanzar en la reducción del riesgo y la transparencia en las actividades militares.