Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Steinmeier asegura que no dejará que le dicten con quién puede o no reunirse en Israel

El presidente de Alemania, Frank Walter Steinmeier, ha asegurado este lunes durante su tercera jornada de viaje oficial en Israel que tanto él como el resto de la clase política alemana continuarán reuniéndose con quien consideren oportuno y no cederán ante las presiones, haciendo referencias a las tensiones con el primer ministro israelí.
"Deberíamos continuar permitiéndonos mutuamente la misma libertad que hemos compartido en el pasado", ha dicho Steinmeier tras mantener una reunión con dos intelectuales israelíes críticos con la política de asentamientos en territorios palestinos que impulsa el Gobierno de Israel y varios representantes de organizaciones civiles.
La reunión, en la que han participado los escritores Amos Oz y David Grossman, ha sido "fascinante y controvertida", de acuerdo con el propio Steinmeier. El encuentro se ha centrado en el futuro de Israel, según ha asegurado el presidente alemán.
A primera hora del lunes, Steinmeier y su mujer, Elke Buedenbender, han visitado la institución Givat Haviva para el dialogo entre judíos y árabes, cuya labor ha sido alabada por el presidente. Según Steinmeier, en Givat Haviva han sido capaces de "tener éxito donde los políticos han fallado por completo".
El líder alemán se encuentra de visita oficial en Israel tan sólo dos semanas después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, cancelase en el último momento una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Sigmar Gabriel.
La cancelación por parte de Netanyahu se produjo tras la negativa de Gabriel de aceptar el ultimátum propuesto por el primer ministro israelí, en el que le obligaba a escoger entre reunirse con él o con varios grupos por los Derechos Humanos. Según Netanyahu, dichos grupos "calumnian" a los soldados israelíes y les califican de criminales de guerra.
Steinmeier y Netanyahu parecen haber aliviado parte de la tensión entre ambos países durante la reunión conjunta que mantuvieron el domingo, tras la cual el presidente alemán aseguró que ambas potencias son lo "suficientemente fuertes como para capear algunos temporales".
Los dos grupos pro Derechos Humanos que provocaron la airada reacción de Netanyahu contra Gabriel no han formado parte de la reunión con Steinmeier, a pesar de que el domingo el presidente alemán ya aseguró que no aceptaría restricción alguna a la hora de escoger con quién reunirse.