Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de Somalia retoma la localidad de Qandala tras expulsar a Estado Islámico

Las fuerzas de la región semiautónoma somalí de Puntlandia se han hecho este domingo con el control de la localidad de Qandala, ubicada en la región de Bari (norte), tras expulsar de la misma a milicianos leales al grupo yihadista Estado Islámico.
Según las informaciones recogidas por la emisora local Radio Shabelle, al menos siete yihadistas han muerto en los combates, que estallaron tras el inicio la semana pasada de la ofensiva de las fuerzas somalíes.
Milicianos de Estado Islámico encabezados por el jeque Abdulkadir Mumin, un antiguo alto cargo de la milicia islamista Al Shabab, tomaron Qandala a mediados de octubre.
Mumin, quien fue reclutador y portavoz de Al Shabaab, juró en octubre de 2015 lealtad a Estado Islámico junto a unos 20 seguidores, estableciendo su base en Puntlandia, en el noreste de Somalia.
En la actualidad, opera desde el 'Campamento de Entrenamiento Comandante Abu Numan', bautizado así en nombre de Bashir Abu Numan, un antiguo comandante de Al Shabaab que desertó del grupo para unirse a Estado Islámico y que murió a manos de la milicia.
Desde su deserción y jura de lealtad al grupo yihadista, el grupo de Mumin ha reclamado la autoría de tres atentados de pequeña escala en el país, entre ellos uno contra un convoy de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM).
Pese a que Mumin a jurado lealtad al líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, éste no ha respondido ni le ha nombrado como persona al cargo de la rama de la formación extremista en el país.