Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Smiley, el perro ciego que puede sonreir

Smiley, el perro ciego que puede sonreirTraining the k9 way

Smiley es un perro de 12 años que nació sin ojos por culpa de una enfermedad que le provoca desproporciones físicas. Sus dientes de gran tamaño y las cuencas de los ojos cosidas para prevenir una infección hacen que parezca que sonría, de ahí su nombre. Pero este Golden retriever ha encontrado un hogar feliz, a pesar de sus malformaciones, y se ha convertido en un perro de terapia.

Según informa The Huffingtonpost, este golden retriever fue rescatado de una protectora en Ontario por Joanne George. El animal nació sin ojos y con una malformación parecida al enanismo que hace que el gesto de su cara sea similar al de una sonrisa, por eso le llamaron Smiley.
Poco a poco el perro se fue adaptando a su nuevo hogar y ha logrado valerse por sí mismo gracias a su olfato y su instinto.
Ahora, Smiley colabora en una organización canadiense como perro de terapia. El animal es utilizado con personas con depresión y, sobre todo, con niños con enfermedades terminales o autistas.