Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tregua salta por aires en Siria

Explota un coche bomba en un barrio de Damasco, SiriaEFE

Los Comités de Coordinación Local (CCL), red que agrupa a organizaciones opositoras en Siria, han denunciado que al menos 97 personas han muerto este viernes por episodios violentos atribuidos al conflicto que enfrenta al Gobierno de Bashar al Assad y los rebeldes, pese a que hoy entraba en vigor una tregua entre ambos bandos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, por su parte, ha señalado que más de 80 personas han perdido la vida a lo largo de la jornada. De estas víctimas, 37 eran civiles desarmados, incluidos tres niños. Asimismo, han muerto 26 efectivos de las fuerzas del régimen y 20 combatientes de la oposición, según un comunicado del Observatorio.
Los CCL han situado a la mayoría de las víctimas que citan en su informe en Damasco y sus alrededores, donde han perdido la vida al menos 39 personas.
De este total, diez han perecido por una explosión ocurrida en la capital, según un comunicado de la organización, que se hace eco de un coche bomba que ha estallado en el barrio de Daf al Shouk. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos cifra en ocho los fallecidos, mientras que la televisión estatal, citada por la agencia Reuters, ha confirmado cinco.
El CCL suma a las víctimas de Damasco y sus suburbios 22 "mártires" en Alepo --entre ellos cuatro miembros del Ejército Libre Sirio--, 11 en Idlib, nueve en Deraa, siete en Deir al Zor, seis en Homs, y tres en Hama.
El régimen de Al Assad y el Ejército Libre Sirio, considerado el principal grupo rebelde, anunciaron el jueves la aplicación de un alto el fuego entre este viernes y el lunes, coincidiendo con la fiesta del sacrificio, tal como había propuesto el enviado de la ONU y la Liga Árabe para el conflicto, Lajdar Brahimi.
Los militares ya advirtieron de que se reservaban el derecho a responder en caso de ataques de los "grupos terroristas", como califican a las fuerzas opositoras. El Estado Mayor del Ejército ha denunciado varias violaciones del alto el fuego por parte de rebeldes que han atacado puestos militares. Las supuestas agresiones fueron "respondidas" por parte de las tropas del Gobierno, según la agencia SANA.