Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En el conflicto en Siria han muerto unas 240.000 personas, la mitad civiles

Niños sirios refugiados en LIbiaEfe

Desde que estalló la guerra en Siria en marzo de 2011, habrían fallecido 240.381 personas, de las cuales alrededor de 111.000 son víctimas civiles, según estimaciones del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que cuenta con una amplia red de informadores sobre el terreno.

Entre estos muertos figuran casi 12.000 niños y más de 7.700 mujeres, 'a priori' ajenos a cualquier enfrentamiento armado.
Completan la lista unos 50.500 militares del régimen de Bashar al Assad, 33.000 milicianos afines, 2.500 desertores de las filas del Gobierno y 36.000 combatientes rebeldes, entre otros colectivos.
El Observatorio, no obstante, ha reconocido que se trata de cifras aproximadas y ha estimado que el número total de muertos podría alcanzar los 330.000, con alrededor de 2 millones de heridos.
En este sentido, la organización ha atribuido el recuento a la baja a las malas comunicaciones y al rechazo a los distintos bandos a confirmar el número exacto de bajas en sus filas.
De esta forma, las cifras oficiales no incluirían a más de 10.000 personas que permanecerían retenidas por Estado Islámico o el Frente al Nusra, entre otros grupos terroristas.
El Observatorio cita el caso de cientos de miembros de la tribu shaitaat secuestrados en la provincia de Deir al Zor y de los que no se ha vuelto a tener noticia.
Las estadísticas incluyen a más de 34.000 extranjeros que se habían sumado a la causa de grupos yihadistas como Estado Islámico y el Frente al Nusra --filial de Al Qaeda en Siria--.