Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siria describe la nueva reunión en Astaná como "un paso cualitativo", tras la aprobación de cuatro zonas seguras

El Gobierno de SIria ha afirmado este jueves que la nueva ronda de conversaciones en la capital de Kazajistán, Astaná, donde se ha pactado un plan para crear cuatro zonas de seguridad en el país árabe, es "un paso cualitativo dados los avances que ha aportado".
El embajador sirio ante Naciones Unidas y jefe de la delegación gubernamental en Astaná, Bashar al Yaafari, ha recalcado que se trata de "un gran éxito", dando las gracias a Kazajistán, Rusia e Irán por sus esfuerzos de mediación, según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.
El acuerdo ha sido firmado por los delegados de Rusia, Turquía e Irán --que actúan como mediadores y garantes del alto el fuego alcanzado a finales de diciembre de 2016--.
El pacto, del que se ha desmarcado gran parte de la oposición, cubrirá teóricamente toda la provincia de Idlib, así como partes de Alepo, Latakia y Homs.
El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha aplaudido el plan, describiéndolo como "un paso positivo en la buena dirección". De Mistura participó en las reuniones como observador.
Astaná ha acogido desde enero cuatro conferencias internacionales celebradas por iniciativa de Rusia, Irán y Turquía para afianzar el armisticio vigente en Siria desde el 30 de diciembre e impulsar una solución política del conflicto.
El proceso va en paralelo a las diversas rondas de conversaciones de paz que han mantenido el Gobierno y la oposición en la localidad suiza de Ginebra con la mediación de Naciones Unidas.