Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 27 condenan el derribo "inaceptable" de un avión militar turco y piden a Damasco que coopere en la investigación

Proponen por primera vez recurrir al Capítulo VII de la Carta de la ONU, que podría abrir la puerta a una intervención militar

Piden unidad a la oposición a Al Assad para constituir una alternativa creíble

La UE ha ampliado la sanciones a personas y empresas que colaboran con el régimen de Al Assad

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han condenado este lunes el derribo "inaceptable" de un cazabombardero turco el pasado viernes por las fuerzas del régimen sirio y han instado a Damasco a "cooperar plenamente" con Turquía para permitir una investigación "inmediata y urgente" del incidente.
Los Veintisiete han manifestado su "solidaridad" con las familias de los dos pilotos turcos del aparato derribado, que permanecen desaparecidos, han elogiado la respuesta "comedida y responsable" de Ankara al incidente y han dicho que esperan que "la comunidad internacional dé su apoyo" a los esfuerzos para investigar y aclarar los hechos.
En unas conclusiones sobre Siria adoptadas este lunes, insisten en que Damasco debe "cooperar plenamente" con Turquía para investigar el incidente y permitir "el pleno acceso para una investigación inmediata".
Los Veintisiete han reiterado el apoyo de la UE al plan de paz del representante especial de la ONU y la Liga Árabe en Siria, Kofi Annan, y han instado a los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a "utilizar toda su influencia" para garantizar que éste se cumple "de manera plena".
"La UE pide una acción concertada por el Consejo de Seguridad de la ONU para ejercer una presión más enérgica y eficaz, por ejemplo mediante la adopción de sanciones completas de acuerdo con el Capítulo VII" de la Carta de Naciones Unidas, agregan en el texto de conclusiones.
Esta se la primera vez que los Veintisiete invocan el Capítulo VII de la Carta de la ONU, lo que abriría la puerta a una posible intervención militar de la comunidad internacional si cuenta con el mandato necesario de la Naciones Unidas.
Los Veintisiete han insistido en la importancia de que Rusia, que hasta ahora ha rechazado toda opción militar en Siria junto a China, se implique para "apoyar un proceso político pacífico que deberá llevar a una transición democrática" en el país árabe.
"El presidente (Bashar) Al Assad no tiene sitio en el futuro de Siria", insisten los Veintisiete, que han vuelto a trasladar a los diferentes grupos de la oposición al régimen la necesidad de que presenten un frente unido "que represente una alternativa creíble para todos los sirios" y también les han pedido que apliquen de forma "activa y plena" el plan de paz de Annan.
Amplían sanciones y esperan que otros les sigan
Los Veintisiete han extendido las sanciones --prohibición de entrada en la UE y congelación de los activos financieros y propiedades bajo jurisdicción europea-- a una persona adicional y otras seis entidades y empresas por apoyar al régimen de Al Assad.
La UE ha aprobado ya 16 rondas de sanciones que afectan a un total de 129 personas, incluidos el presidente, su esposa Asma y su hermano Maher, identificado como el principal responsable de la represión, así como 49 empresas y entidades asociadas al régimen de Damasco.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha admitido la "grave" preocupación de los Veintisiete por la escalada de violencia en Siria y ha reiterado que "mientras dure la represión, la UE seguirá imponiendo sanciones al régimen" sin perjudicar a la población civil. También ha indicado que los Veintisiete esperan que la comunidad internacional en su conjunto dé pasos para "aplicar y reforzar las medidas restrictivas contra el régimen sirio y sus simpatizantes".
Los Veintisiete esperan que en la próxima reunión del Grupo de Amigos de Siria, que se celebrará en París el próximo 6 de julio, "la comunidad internacional mantenga la presión sobre el régimen sirio y el apoyo al plan de seis puntos de Annan", aseguran en sus conclusiones.
Han condenado "todas las acciones dirigidas a obstaculizar" ese plan y han reiterado que el Gobierno sirio tiene "la principal responsabilidad sobre el alto el fuego y la aplicación" del mismo. "La UE advierte de una mayor militarización del conflicto y la violencia por motivos religiosos, que genera un enorme sufrimiento para Siria y el riesgo de un impacto trágico en la región", recalcan los Veintisiete, que también insisten en que el plan de Annan no es una oferta "sin límite" de tiempo.
Los ministros de Exteriores de la UE han vuelto a condenar "con firmeza" al régimen "brutal" de Damasco tras las recientes matanzas en localidades como Hula el pasado 26 de mayo y en Mazraat al Qubeir (en Hama), han denunciado la presunta utilización de menores como escudos humanos en el conflicto y han criticado los ataques contra los observadores de la ONU, lamentando que la violencia llevase a la suspensión de las actividades de los observadores el pasado 16 de junio.
Los Veintisiete han vuelto a defender que los responsables de las "sistemáticas" violaciones de Derechos Humanos deben responder por ello y a exigir que se permita el acceso "inmediato" de las organizaciones de ayuda humanitaria, al tiempo que han apoyado la evacuación "urgente" de todos los no combatientes y heridos de Homs y de los menores, mujeres, ancianos y heridos de las zonas de conflicto.