Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estado Islámico vuelve a tomar el control de Palmira

El gobernador de la provincia siria de Homs, Talal Barazi, ha anunciado en la televisión estatal que Estado Islámico se ha hecho con el control de la histórica ciudad de Palmira, una información que ha ratificado el director de Antigüedades de Siria, Mamum Abdel Karim, que ha calificado la ofensiva yihadista de "catástrofe".

"Estoy en shock absoluto", ha reconocido Abdel Karim al diario británico 'The Guardian'. "Parece que hemos perdido la ciudad. Estoy perdiendo la esperanza", ha añadido.
El gobernador Barazi confirmaba por otro lado la derrota en la cadena estatal Ikhbariyah TV, donde confirmó que el Ejército sirio había abandonado la ciudad para reagruparse. Ayer, rebeldes y ONG confirmaban que los yihadistas se habían hecho con gran parte de la ciudad, aunque parecían haber retrocedido después de una oleada de bombardeos rusos en las últimas horas.

Palmira, uno de los seis lugares de Siria declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, cayó en manos de Estado Islámico en mayo de 2015. El 27 de marzo de 2016, sin embargo, el Ejército sirio y el grupo Halcones del Desierto recuperaron el control de la ciudad, situada en la provincia de Homs.

Más allá de la importancia de su patrimonio cultural - gran parte del cual fue destruido por Estado Islámico durante los diez meses que estuvo bajo control de la zona antes de su expulsión en marzo - Palmira es un punto estratégico de gran calado en el centro de Siria por su proximidad a la base aérea T4, conocida como "La Fortaleza", la más grande del Ejército sirio y clave en la operación de apoyo de las fuerzas rusas al régimen de Damasco.