Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seúl ordena a la hija de la confidente de Park detenida en Dinamarca que entregue su pasaporte

El Gobierno de Corea del Sur ha ordenado este martes que la hija de Choi Soon Sil, la confidente de la apartada presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, detenida este domingo en Dinamarca, que entregue su pasaporte, en un aparente intento por presionarla para que regrese al país y se enfrente a una investigación.
Fuentes diplomáticas han confirmado esta información a la agencia surcoreana de noticias, Yonhap, después de que Chung Yoo Ra fuera detenida en la ciudad de Aalborg, en el norte de la península de Jutlandia, acusada de estancia ilegal en el país.
Según estas fuentes, el embajador de Corea del Sur en Dinamarca se ha reunido con la joven, de 21 años, que actualmente se encuentra bajo custodia policial, y él mismo le ha pedido personalmente que entregue su pasaporte. Según la legislación vigente, su documentación será anulada en una semana.
El proceso de extradición está en marcha para devolver a Chung a Corea del Sur, según estas fuentes, que han explicado que el Gobierno prevé buscar la cooperación de las autoridades danesas en cuanto reciban la orden de extradición desde el Ministerio de Justicia.
Una vez que se emita, se avanzará en la anulación de su pasaporte, a no ser que ella misma lo entregue.
Chung, exmiembro del equipo nacional de jinetes, es sospechosa de haber recibido favores por parte de la Universidad Femenina de Ewha, en Seúl, con relación a su admisión en el centro y a otros asuntos académicos, aprovechándose de la relación de su madre con la presidenta, actualmente apartada del cargo.
Su madre, detenida desde hace más de dos meses, está acusada de inmiscuirse en importantes asuntos estatales, a pesar de que no ostentaba ningún cargo oficial.
Entre otros asuntos, los fiscales están investigando si Park presionó al Sistema Nacional de Pensiones (SNP) para que apoyara a Samsung en su fusión con Cheil Industries en 2015 a cambio de que la compañía respaldara económicamente a la confidente de la presidenta.
En concreto, se sospecha que el grupo entregó 3.500 millones de wones (unos 2,8 millones de euros) a una de las compañías de las que Choi era propietaria. Asimismo, creen que Samsung entregó otros 20.400 millones de wones (más de 16 millones de euros) a las dos fundaciones sin ánimo de lucro gestionadas por Choi.
El respaldo del SNP a la fusión de Samsung C&T y Cheil Industries levantó serias críticas, ya que esta decisión no fue revisada por una junta independiente.
La fusión de estas dos unidades se ha visto como un paso para allanar el camino al heredero de Samsung, Lee Jae Yong, para hacerse con el control de este 'chaebol' después de que el propietario de Samsung, Lee Kun Hee, fuera hospitalizado tras un infarto.
El heredero de la compañía ha asegurado que la fusión no tiene nada que ver con su sucesión en el cargo, y que esta medida sólo buscaba beneficiar a ambas compañías. Sin embargo, sí reconoció haber dado a la hija de Choi --la polémica confidente de Park--, jinete profesional, un caballo valorado en un millón de wones.
El Parlamento surcoreano aprobó el pasado mes de diciembre el 'impeachment' contra la mandataria, decisión que contó con el respaldo de parte de su propia formación --el Partido Saenuri--. El Tribunal Constitucional de Seúl deberá ratificar su suspensión del cargo en no más de 180 días.