Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarkozy anuncia un plan contra el paro de 430 millones

Presentará a finales de enero reformas más profundas

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha presentado a los agentes sociales un conjunto de medidas para fomentar la creación de empleo, especialmente entre los jóvenes y los desempleados de larga duración, que tendrán un coste aproximado de más de 430 millones de euros, según informó el Palacio del Eliseo en un comunicado.
El mandatario galo se ha reunido este miércoles con los representantes de las organizaciones sindicales y patronales para analizar la crisis, a los que ha presentado un conjunto de medidas "inmediatas" para proteger el empleo en las empresas, apoyar la creación de puestos de trabajo entre los jóvenes y ampliar los esfuerzos para formar y acompañar a los demandantes de empleo.
En concreto, se destinarán 150 millones de euros a la formación de los demandantes de empleo, especialmente destinados para los parados de larga duración. Además, se destinarán más de 100 millones de euros para facilitar durante seis meses la contratación de jóvenes menores de 26 años en empresas de menos de 20 trabajadores, y otros 100 millones para fomentar el trabajo parcial.
Además, se destinarán alrededor de 39 millones de euros a la contratación de 1.000 funcionarios para los servicios de empleo y otros 40 millones de euros para el desarrollo de medidas para "formar en vez de despedir" en las zonas y los sectores más afectados por el cambio económico.
Sarkozy ha destacado que el coste de estas nuevas medidas no ampliará el déficit francés, ya que estará cubierto por los fondos de contingencia europeos, y ha confiado en que las ayudas europeas permitan doblar esta cantidad para la lucha contra el desempleo hasta los 800 ó 900 millones de euros.
Asimismo, ha anunciado que presentará a finales de enero reformas más profundas como las relativas a la financiación de la protección social (el IVA social), la política de vivienda, la financiación de la industria y la negociación del acuerdo sobre competitividad y empleo.
El presidente francés aseguró que la situación del empleo es "extremadamente preocupante", lo que obliga a dotar decisiones fuertes y con rapidez. "Tenemos que hacer todo lo que sea necesario para evitar que se rompan los vínculos entre los trabajadores y sus empleadores, todo lo necesario para mantener a los trabajadores en activo", añadió.
Sarkozy también incidió en que aquellos desempleados que no han desempeñado ninguna actividad profesional desde al menos dos años, "todos sin excepción", recibirán ofertas bien sea para formación, empleo o procesos de resocialización.