Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un solo atacante suicida sería el autor de la matanza de San Petersburgo

Un solo atacante suicida con vínculos con grupos islamistas sería presuntamente el autor de la matanza de San Petersburgo en la que murieron 11 personas. Según medios locales rusos, esta es la nueva línea de investigación abierta por la policía tras analizar los restos encontrados en el escenario. El responsable sería de un joven de 23 años, procedente de Asia Central, que dejó una mochila con explosivos en el interior del vagón antes de que se cerraran sus puertas. Y sería el mismo quien dejó horas antes en otra estación una segunda bomba disimulada como un extintor de incendios, que no explotó y que ha sido desactivada. Esta hipótesis no está confirmada y hay que esperar a los exámenes de ADN que se están realizando. No se descarta nada y la otra línea de investigación que sigue abierta es que fue un ataque coordinado por dos sospechosos que las autoridades siguen buscando. Mientras tanto, un hombre vestido de negro con barba y un gorro, en un principio identificado por las cámaras de seguridad del metro como principal sospechoso, ha acudido a la policía para aclarar que no tiene ninguna relación con la explosión. Vladimir Putin visitó anoche el lugar de la explosión y depositó un ramo de flores en la entrada de la estación, convertida en un altar improvisado en honor a las víctimas. De momento, la acción no ha sido reivindicada por ninguna organización y en el caso de confirmarse que detrás está el DAESH sería un golpe a Rusia después de las continuas amenazas yihadistas tras sus bombardeos en Siria.