Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sam Berns muere "prematuramente viejo" a los 17 años

Sam BernsCNN

Tenía solo 17 años, pero su apariencia era de un hombre mayor, de un anciano. Se llamaba Sam Berns y falleció el pasado viernes como consecuencia de la progeria, una enfermedad poco común que consiste en el envejecimiento prematuro.

El pequeño Sam tan sólo tenía 22 meses cuando se le diagnosticó progeria según CNN. Una de las comunmente llamadas enfermedades raras asociadas al síndrome Hutchinson-Gilford y que consiste en una enfermedad genética que causa un envejecimiento rápido y prematuro. Afecta a uno de cada siete millones de recién nacidos. Se calcula que 250 niños en todo el mundo la tienen.
En 1999, sus padres, los doctores Leslie Gordon y Scott Berns crearon una fundación, The Progeria Research Foundation, para buscar una cura y un tratamiento para salvar a su hijo y otros niños en la misma situación. La madre de Sam realizó una enorme tarea de investigación y tras algunas pruebas clínicas se descubrió que algunos fármacos utilizados para el tratamiento del cáncer ayudarían a frenar el proceso de envejecimiento.
Sam no solo inspiró la creación de la fundación, sino que también conmovió a millones de personas cuando en 2013 la cadena de televisión HBO dio a conocer su historia titulada “La vida según Sam” . Documental en el que se exaltaba su coraje y su espíritu de lucha.