Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los terroristas planeaban una masacre en Bruselas como los atentados de París

Planeaban unos atentados con el guion de los de París: un equipo en la calle disparando con kalashnikov y pistolas y un segundo comando kamikaze. En el primer grupo habría estado él, Salah Abdeslam, pero su detención la pasada semana abortó esa parte de plan y los restantes miembros se recompusieron para ejecutar solo la segunda parte: la de los suicidas de Bruselas. En cuanto a las identidades, hay novedades. Ahora se sabe que a Khalid El Bakraoui, kamikaze en el metro de Maelbeek, le acompañaba un segundo al que la prensa ha bautizado como el quinto terrorista, y del que de momento solo se sabe que huyó. Sin identificar continúa también uno de los tres terroristas que atacaron en el aeropuerto de Zaventem. El último de ellos en ser reconocido fue Najim Laachraoui, –cuyas huellas se hallaron en los atentados del 13-N en París–, suicida del aeropuerto junto a Ibrahim El Bakraoui. Se sabe, además, que los hermanos, Khalid e Ibrahim, estuvieron espiando al el responsable de las centrales nucleares belgas, lo que hace pensar en el interés del terrorismo yihadista en estos objetivos.