Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia prueba un misil intercontinental en plenas tensiones por Ucrania

Las Fuerzas Armadas de Rusia han probado este martes con éxito un Misil Balístico Intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) cerca del mar Caspio, en plenas tensiones por el despliegue de militares rusos en la península ucraniana de Crimea.

Un portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Yegorov, ha confirmado a la agencia RIA Novosti la prueba, realizada por las Fuerzas de Misiles Estratégicos.
En concreto, los militares han lanzado un misil RS-12M Topol desde la base de Kapustin Yar, en la región de Astracán. La zona se encuentra a unos 450 kilómetros de la frontera entre Rusia y Ucrania. El proyectil ha impactado con éxito en su objetivo, situado en Kazajistán.
Estados Unidos ha recibido la notificación pertinente sobre esta prueba, según una fuente oficial norteamericana que también ha apuntado que el aviso inicial fue enviado antes de que se produjese el despliegue de tropas en Crimea.
El ensayo de este tipo de misiles no es ninguna novedad para Rusia y, de hecho, la Casa Blanca lo ha considerado dentro de la "rutina". "Rusia y Estados Unidos realizan de forma rutinaria pruebas de vuelo de sus ICBM y de sus SLBM", ha explicado en una nota la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, en alusión a los misiles intercontinentales y a los lanzados desde submarinos.