Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia descarta nuevas cumbres en "acogedoras capitales occidentales" sobre Siria

Rusia ha valorado los esfuerzos negociadores entre el Gobierno y los rebeldes sobre Alepo, que han estado facilitados por Moscú y Ankara, y ha rechazado la celebración de nuevas conferencias internacionales en "acogedoras capitales occidentales" para hablar de la paz en Siria, reafirmando así su papel como potencia emergente en Oriente Próximo.
El Gobierno y los rebeldes sirios han anunciado este sábado un nuevo acuerdo para completar la evacuación de la zona este de Alepo, antiguos territorios controlados por los insurgentes, a cambio de permitir la salida de heridos de las localidades de Foua y Kefraya, cercadas por la oposición, y de Madaya y Zabadani, asediadas por las tropas 'assadistas'.
Las partes ya llegaron el miércoles a un acuerdo sobre Alepo oriental, Foua y Kefraya. El Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y el Centro Ruso para la Reconciliación en Siria han indicado que en los dos días siguientes lograron abandonar Alepo unos 10.000 civiles, si bien la evacuación se detuvo por la reanudación de los enfrentamientos.
El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, ha destacado que "el operativo del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria no solo consistió en salvar la vida a casi 10.000 sirios, sino que también brindó la posibilidad de entablar el cese de las hostilidades en otras regiones", en alusión a las otras cuatro localidades sitiadas.
Konashenkov ha enfatizado que, en el caso de Alepo oriental, ha permitido "separar a la llamada oposición moderada de los radicales irreconciliables, es decir, hacer lo que los socios estadounidenses consideraron imposible durante todo este año".
Para el portavoz ruso, esto demuestra que es "inútil" tratar de sustituir los contactos directos por observadores internacionales en Alepo o reuniones en "acogedoras capitales occidentales" entre "representantes de altos comités".
"Cuanto antes lo comprendan en París, Londres y Washington, todavía incapaces de enviar ayuda humanitaria a Siria, más pronto llega la paz", ha dicho Konashenkov, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa Sputnik.
Sin embargo, al mismo tiempo el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha anunciado que ha pactado con sus homólogos de Turquía, Mevlut Cavusoglu, e Irán, Mohamad Javad Zarif, celebrar "pronto" una cumbre tripartita sobre Siria.
De acuerdo con el Ministerio de Exteriores ruso, los tres cancilleres han subrayado la importancia de aunar esfuerzos en la comunidad internacional para enviar ayuda humanitaria a Siria y facilitar una solución política a la guerra.