Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia y Estados Unidos colaboran para atacar a Estado Islámico en el norte de Siria

Estados Unidos facilitó a Rusia coordenadas sobre objetivos del grupo terrorista Estado Islámico en el norte de Siria, según el Ministerio de Defensa ruso, que ha aludido a una supuesta "línea directa" entre las fuerzas de Moscú y Washington.
"El 22 de enero, el centro de mando ruso en la base de Hmeymim recibió coordenadas de DAESH en Al Bab, en la provincia de Alepo, a través de una línea directa con los cuarteles de la coalición de Estados Unidos", ha informado este lunes el Ministerio en un comunicado recogido por la agencia Sputnik.
Después de comprobar la información, aviones rusos y de la coalición "lanzaron ataques contra los objetivos terroristas", lo que permitió destruir depósitos de munición, equipos militares y combustible.
La aparente colaboración entre Moscú y Washington coincide con el cambio de mando en la Casa Blanca, ahora en manos del magnate Donald Trump. El flamante presidente norteamericano ha abogado por mejorar las relaciones con Rusia y forjar alianzas frente a enemigos comunes como el terrorismo.
Rusia, entretanto, también sigue estrechando lazos militares con Turquía, con quien volvió a colaborar el sábado en las inmediaciones de Al Bab. La ciudad es uno de los últimos bastiones que conservan los yihadistas cerca de la frontera turca.