Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Toronto no dimitirá pese a las imágene que prueban que consumió crack

Rob Ford, Alcalde de torontocuatro.com

El alcalde de Toronto, Rob Ford, ha asegurado que no tiene ningún motivo para dimitir, pese a que la Policía ha asegurado que tiene un vídeo en su poder que confirmaría que ha consumido crack. Muchos medios publicaron publicaron que el edil se ve en las imágenes consumiendo la droga.

"Me gustaría poder salir y defenderme", ha indicado Ford a su salida del Ayuntamiento. "Desgraciadamente no puedo", ha indicado el alcalde, que ha sostenido que defenderá su postura ante los tribunales, según ha informado la cadena pública canadiense CBC.
Ford negó en mayo que hubiese fumado crack, así como la existencia de un vídeo en el que supuestamente se ve al político consumiendo drogas y cuya veracidad ha sido corroborada por numerosos testigos y allegados suyos citados por medios canadienses.
Sin embargo la polémica ha vuelto a ocupar los titulares del país a raíz de la detención por extorsión del amigo y chófer ocasional de Ford, Alexander Lisi. El jefe de la Policía de Toronto, Bill Blair, ha indicado en la comparecencia en la que ha dado detalles de la detención que durante las investigaciones las fuerzas de seguridad se incautaron de un vídeo que contiene imágenes del alcalde.
"Tenemos un archivo de vídeo digital que encaja con los que se han descrito en varias de las informaciones aparecidas en medios", ha reconocido Blair. "Creo que es justo decir que el alcalde aparece, pero no voy a entrar en detalles sobre la actividad representada", ha añadido.
El jefe de la Policía ha expresado su decepción por las imágenes aunque ha aclarado que, pese a su contenido, no incluye pruebas suficientes como para presentar cargos contra Ford. Blair también ha indicado que Lisi llegó a realizar extorsiones para poder recuperar la grabación del edil.
La investigación policial incluye referencias a la estrecha relación que mantenía con el alcalde y a las decenas de encuentros que mantuvieron. Según el documento policial, los amigos y personal de la oficina de Ford estaban preocupados por la influencia de Lisi en el supuesto consumo de drogas del alcalde.
El documento policial, que ha sido filtrado por la prensa canadiense, recoge imágenes de los encuentros entre Ford y Lisi, en los que se les puede ver intercambiando paquetes. Los dos habrían hablado por teléfono más de 200 veces entre el 25 de marzo y el 25 de junio. Según los documentos, en un sólo día habrían intercambiado hasta 18 llamadas telefónicas.