Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Restaurado el servicio eléctrico en el 70% de las viviendas de Chiloé tras el terremoto

El Gobierno de Chile ha anunciado que el servicio eléctrico ha sido restaurado en el 70 por ciento de las viviendas de Chiloé tras el terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter registrado el domingo.
"Recuperado (el) servicio eléctrico (en) Castro, Delcahue, isla Quinchao y principales sectores (del) centro de Quellón", ha dicho el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, a través de su cuenta en la red social Twitter.
La Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) he informado de que no se registraron víctimas ni heridos por el seísmo, que duró cerca de dos minutos y continuó con más de una decena de réplicas menores.
Miles de personas en la zona costera tuvieron que abandonar sus viviendas a pie, en automóviles y a caballo cargados con bolsos hacia terrenos más elevados en medio de una intensa lluvia en algunas localidades y bajo el sonido de las sirenas de los bomberos para alertar por la posibilidad del tsunami.
Unas 5.000 personas fueron evacuadas inicialmente en la misma zona donde en 1960 se registró un megaterremoto de magnitud 9,5, el más potente en la historia del planeta, seguido por un devastador tsunami, dejando cerca de 2.000 víctimas.
Los expertos explicaron que el de 1960 abarcó una extensión de mil kilómetros de longitud, unas diez veces más que en esta ocasión.
"El sismo tuvo una longitud de unos 100 kilómetros por unos 80 kilómetros de ancho, lo que hace que sea una pequeña zona la que se movió (...) La física es exactamente la misma, el tamaño es la diferencia", ha dicho Mario Pardo, del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile.