Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan asegura que desalojar el parque Gezi era su deber como primer ministro

Mitin de ErdoganReuters

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha justificado este domingo el desalojo violento del parque Gezi de Estambul porque era su deber como primer ministro y ha acusado a los responsables de las protestas de no poder asumir el reciente desarrollo de Turquía.

"Les dije que lo vaciaran o que, de lo contrario, lo haríamos nosotros, fuera cual fuera el precio, a pesar de las organizaciones terroristas. Taksim y el parque Gezi han sido devueltos a la nación", ha afirmado Erdogan en un acto al que han acudido cientos de miles de seguidores de su formación, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP) en la parte europea de Estambul.
Erdogan ha denunciado que le califiquen de "dictador" pese a que "hemos hablado y llegado a acuerdos". "Dicen 'eres muy duro', me llaman dictador. ¿Qué clase de dictador se reúne con los que ocupaban el parque Gezi y con los ecologistas honestos?", ha argumentado entre jaleos de sus seguidores. "Tienen envidia del desarrollo y por eso buscan motivos para resistir en el parque Gezi", ha apostillado.
Además, Erdogan ha denunciado el tratamiento informativo que han dado los medios internacionales a estas protestas. "Si los medios de comunicación internacionales quieren una foto de turquía, la foto está aquí", ha afirmado el mandatario ante sus miles de simpatizantes.
"Los cientos de miles de personas que están aquí no son como los bándalos que tienen bombas incendiarias en las manos. Los medios de comunicación internacionales están solos con sus mentiras", ha añadido.
En el acto de la plaza Kazliçesme han participado miles de personas que se han desplazado hasta el lugar en barcos y autobuses, muchos de ellos portando banderas de Turquía y del AKP de Erdogan.
Mientras, a pocos kilómetros, la Policía ha impedido por la fuerza una concentración convocada por la Plataforma de Solidaridad de Taksim en la propia plaza Taksim para protestar por el violento desalojo de anoche. Todos los accesos a la zona estaban cortados.
Así, a lo largo de la tarde se han producido cargas policiales contra los manifestantes, que pretendían además homenajear a los cuatro jovenes muertos durante las protestas.