Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy insiste en su petición de elecciones en Venezuela y aboga por una "clara" división de poderes

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido desde Uruguay en su llamamiento para que "se devuelva la palabra al pueblo venezolano" y ha incluido entre las prioridades para resolver la crisis la excarcelación de los presos políticos y el establecimiento de una división de poderes "clara y efectiva".
Rajoy se ha reunido este miércoles en Montevideo con el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, con quien ha compartido la "preocupación" por el "país hermano" Venezuela. En particular, ambos han lamentado las muertes registradas en el marco de las protestas convocadas por la oposición contra el Ejecutivo de Nicolás Maduro.
"Yo quiero para Venezuela y los venezolanos exactamente lo mismo que quiero para España y los españoles", ha esgrimido Rajoy, en una rueda de prensa en la que ha abogado por un "consenso nacional" que permita la celebración de "elecciones democráticas".
Asimismo, ha apuntado la necesidad de que "no haya presos políticos" y de que exista una división de poderes "clara y efectiva", después de que precisamente el desencadenante de la última ola de protestas fuese el amago del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de despojar de sus competencias a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición--.
"El objetivo prioritario es evitar que las cosas se radicalicen y acontecimientos que todos tengamos que lamentar", ha afirmado, antes de reclamar una "reflexión" a quienes "tienen mayor responsabilidad" en Venezuela, sin aludir directamente a Maduro.
Una idea similar expresada por Rajoy durante su reciente viaje a Brasil YA le valió las críticas de la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, que acusó al jefe del Gobierno español de utilizar al país sudamericano para "distraer de los escándalos de corrupción" que afectan al PP. La jefa de la diplomacia venezolana consideró entonces "injerencistas" las palabrasde Rajoy.
REUNIÓN DE LA OEA
Por su parte, Vázquez ha subrayado que "los problemas que tienen Venezuela los tienen que resolver los problemas venezolanos", lo que pasa en su opinión por una "solución pacífica de las controversias" a través del diálogo y de la expresión "libre y soberana" de la ciudadanía en elecciones.
De cara a una futura reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), el mandatario uruguayo ha recordado que su Gobierno es partidario de no aplicar la Carta Democrática contra Venezuela, ya que considera que la solución a la actual crisis no es "aislar" al país expulsándolo del bloque regional sino "tenderle una mano".